Sistemas de videovigilancia

 Un circuito cerrado de televisión o CCTV de su acrónimo en inglés Closed Circuit Television no es más que una tecnología de videovigilancia visual diseñada para supervisar una diversidad de ambientes y actividades.

Se le denomina circuito cerrado puesto que todos sus componentes están enlazados entre si no emitiendo en difusión abierta la señal de vídeo al contrario de la televisión convencional. Adicionalmente, los circuitos cerrados de televisión no tienen como objetivo alcanzar el mayor número posible de espectadores sino que suelen estar limitados a un número limitado de personal supervisor.

El circuito más sencillo posible puede estar compuesto simplemente por una o más cámaras de vigilancia conectadas a uno o varios monitores de video o televisión que reproducen las imágenes capturadas por las cámaras. Sin embargo, en una instalación más standard suelen añadirse otros componentes que dotan de valor añadido a la instalación permitiendo ampliar las características del sistema. Por lo tanto, los componentes más habituales suelen ser cámaras de videovigilancia, dispositivos reproductores como televisiones o monitores, unidades de grabación y software de gestión.

Componentes de un cctv

Cámaras de videovigilancia

Las cámaras de videovigilancia en un sistema CCTV suelen estar en posiciones fijas. Dentro de la tecnología actual se distingue entre cámaras analógicas y cámaras ip. En las primeras la señal se transmite mediante una señal analógica a través de un cable coaxial y en las segundas la señal se transmite mediante paquetes ip que contienen imágenes digitalizadas a través de una red RJ45 normal. En IPROOM tenemos experiencia en ambos tipos de cámaras pero aconsejamos las cámaras ip por el hecho de que nos permite ahorrar recursos al no ser necesaria la instalación de red propia para la transmisión de la señal sino reaprovechar la instalación de la red corporativa o la instalación de la red wifi para la trasmisión de las imágenes de videovigilancia.

Dentro del catálogo de IPROOM tenemos las denominadas cámaras de visión nocturna o cámaras infrarrojas. Se denominan cámaras infrarrojas debido a que su capacidad de visualización no disminuye durante la noche o en situaciones de poca luminosidad. Es decir, la misma cámara graba en color con condiciones adecuadas de iluminación adecuadas(de día) y en blanco y negro mediante lámparas infrarrojas instaladas en la propia cámara con escasa iluminación(de noche). Estas cámaras son ideales para la videovigilancia de accesos, salidas y áreas señaladas puesto que permiten un seguimiento constante a cualquier hora del día de los lugares resguardados y estableciendo así un perímetro completo de videovigilancia permitiendo detectar personas ajenas en las instalaciones y sirviendo como un elemento disuasorio.

En las imagénes mostradas a continuación puede observar la imagen obtenida por una cámara infrarroja en diferentes condiciones de iluminación(noche y día).

camara visión diurna

Cámara infrarroja

Con iluminación natural se muestra la imagen en color

camara visión nocturna

Cámara infrarroja

Durante la noche la iluminación infrarroja muestra una imagen en blanco y negro

camara visión nocturna

Cámara de visión nocturna

Con iluminación de led infrarrojos para visión nocturna

Adicionalmente en nuestro catálogo, tenemos a disposición del cliente las denominadas cámaras PTZ, cuya abreviatura proviene de las siglas en inglés de pan-tilt-zoom, también llamadas cámaras domo debido a la forma de domo invertido que presentan. Este tipo de cámaras permiten un control remoto, desde una sala de control o incluso desde un móvil, de las funciones de panorámica, enfoque, inclinación y zoom. De esta forma, con una cámara de instalación fija se amplía su rango de videovigilancia al poder cambiar los parámetros remotamente y en tiempo real dando una mayor cobertura de videovigilancia.

camara domo

Cámara PTZ

Con panorámica, enfoque, inclinación, zoom variable e iluminación infrarroja.

Medio físico de transmisión de la señal televisión

La señal emitida por la videocámara puede ser de tipo analógico o digital. Sea cual sea su elección, en IPROOM nos encargamos de toda la instalación del cableado, aconsejando cámaras ip para reducir costes al reutilizar la instalación de la red corporativa o la instalación de la red wifi para la transmisión de la señal de vídeo.

Monitores

Son los dispositivos conectados al sistema de videovigilancia que muestran las imágenes capturadas por las cámaras. En los sistemas de videovigilancia diseñados por IPROOM los monitores no son elementos estáticos que proporcionan la imagen de una cámara sino que son elementos activos en los cuales mostrar mucha más información. En nuestros sistemas la imagen de los monitores están divididos en una matriz configurable por el usuario dentro de la cual se muestran celdas(configurable en número como por ejemplo 4,8,16,32 ó 64 celdas) que se corresponden cada una a la imagen de una cámara diferente. Adicionalmente, se puede configurar la rotación de las cámaras que se muestran en cada celda de forma que cada cierto intervalo de tiempo las cámaras mostradas en el monitor varíen ampliando de esta forma el número de cámaras mostradas en un mismo monitor. Así pues, ampliamos el rango de vigilancia al aumentar los lugares de interés observados a la vez en un mismo monitor. Por último, siempre que se produzca un evento de interés en una de las cámaras mostrada en una celda de la matriz de cámaras podemos seleccionar la cámara en cuestión para una visualización a pantalla completa de esta única cámara obteniendo un mayor detalle del evento en cuestión.

matriz de cámaras

Matriz de cámaras

Visualización de varias cámaras a la vez

Grabadores

grabador de vídeo

Viodegrabador o DVR

DVR de altas prestaciones enrracable en rack de 19"

Para complementar el sistema de videovigilancia es común añadir un sistema grabador, denominados comúnmente como DVR (de sus siglas en inglés Digital Video Recorder) o, también conocidos como NVR (de sus siglas en inglés Network Video Recorder). Estos equipos grabadores no son más que dispositivos de almacenamiento de vídeo que, dependiendo de si la estructura del circuito es analógica o basado en redes IP, grabará la señal de las cámaras en formato analógico o digital. En los sistemas de videovigilancia diseñados por IPROOM aconsejamos, al igual que con las cámaras ip, utilizar la tecnología digital puesto que conlleva un ahorro de costes al reutilizar la instalación de la red corporativa o la instalación de la red wifi para la transmisión de la señal de vídeo.

Al añadir un DVR al sistema de videovigilancia la seguridad global del sistema aumenta considerablemente debido a que los posibles eventos de seguridad detectables no están limitados a aquellos que son vistos en tiempo real por un operador en un monitor de seguridad, sino que quedan guardados en formato de video para su posterior visualización en el DVR una vez estos eventos han sido detectados con posterioridad al momento real en el cual se produjeron. Los grabadores ofertados por IPROOM vienen con un sencillo software integrado que nos permite visualizar las grabaciones de video según la cámara y la fecha que deseemos visualizar.

Todos los DVR ofertados por IPROOM soportan, además de la grabación continúa de vídeo simultáneo de varias cámaras de forma simultáneamente a distintas resoluciones, el denominado sistema de grabación de movimiento. En este caso no se produce una grabación continua de la imagen de la cámara si no que se comparan las dos últimas imágenes de la misma cámara para detectar si ha habido algún cambio significativo en ellas(movimiento) actuando como evento para comenzar justo en en ese momento la grabación de un vídeo de la cámara en cuestión mientras siga existiendo movimiento y un intervalo de tiempo adicional después de dejar de detectar el movimiento configurable por el usuario. De esta forma el sistema de videovigilancia responde a eventos y no a una grabación continua siendo más fácil localizar los eventos significativos al no tener que revisar por completo una larga grabación. Adicionalmente, mediante este sistema se consigue ampliar considerablemente la capacidad de grabación del DVR al no estar grabando continuamente sino únicamente cada vez que se produzca un evento generado por movimiento en una cámara.

Los DVR en nuestro catálogo permiten la conexión de cámaras analógicas, de cámaras ip o una conexión heterogénea en el cual se utilicen a la vez cámaras analógicas y cámaras ip. Dependiendo de las necesidades del proyecto IPROOM diseñará una instalación de videovigilancia con un videograbador con la capacidad de grabar simultáneamente desde 4 hasta incluso 256 cámaras diferentes.

Según la elección en la calidad de grabación de las imágenes de las cámaras y la cantidad de cámaras de cámaras a grabar nuestros equipos DVR permiten llegar a alcanzar alrededor de un mes de grabación en vídeo entero sin interrupciones. En cambio, si activamos la grabación por detección de movimiento no se estará grabando la señal de las cámaras continuamente si no únicamente en respuesta a un evento generado por cambios en la imagen en la cámara(movimiento), aumento de forma exponencial la capacidad de almacenamiento del DVR pudiendo incluso almacenar meses y meses de vídeograbación.

Software de gestión y visualización CCTV

Los sistemas integrados por IPROOM vienen acompañados de un software de gestión y visualización CCTV. A través de dicho software podemos controllar la matriz de cámaras a visionar o centrarnos sólo en la imagen de una cámara. Nos permite tomar fotografías y comenzar la grabación de video de uno o varias cámaras de manera sencilla. Adicionalmente, si el sistema está configurado para la grabación desatendida de vídeo, ya sea de manera continua o por eventos de movimientos, el software nos permite desplazarnos fácilmente a la grabación de una cámara a una fecha y hora determinada con un par de pasos muy sencillos. Destacar también que existen tres formas de acceder al software de gestión. La primera consiste en la instalación del propio programa de gestión en sí, la segunda a través de internet mediante un plugin de un navegador web y la última con un app para móvil que nos permite gestionar el sistema de videovigilancia mediante un móvil.

visión en el móvil

Software de gestión

Utilización en un móvil del software de gestión

¿Qué ofrecemos en IPROOM?

En IPROOM tenemos amplia experiencia en la instalación de circuitos cerrados de videovigilancia o cctv, con especial atención a instalaciones hoteleras, habiendo llegado a realizar instalaciones cctv en edificios con casi el centenar de videocámaras diferentes y videograbadores que capturan la imagen las 24 horas al día. Asimismo, en IPROOM le asesoraremos y ayudaremos en todos los pasos que se deben seguir para cumplir todos los requisitos indicados en la LEY ORGÁNICA 15/1999 de PROTECCIÓN DE DATOS DE CARÁCTER PERSONAL.

En IPROOM, después del contacto inicial, iniciamos un estudio previo personalizado, ya sea un estudio de campo o sobre plano, para establecer las pautas de seguridad requeridas por el cliente y comenzar un proyecto a medida. Posteriormente, y siempre según las necesidades del cliente en lo que se refiere a su sistema de seguridad, iniciamos la elección del equipamiento adecuado a cada proyecto, pudiendo presentar varias alternativas en función de los costes asociados a los elementos que forman el proyecto. En esta fase se detallarían el tipo de tecnología a utilizar, el número de cámaras de seguridad y sus características, los monitores de visualización y el sistema grabador.

Una vez aceptado por el cliente el proyecto se inicia la instalación y configuración del cableado estructurado así como su certificación. A continuación la instalación y configuración del equipamiento que formará el sistema de videovigilancia, cámaras, monitores y grabadores. Por último se realiza el proceso de instrucción del uso y manejo de la instalación CCTV así como la entrega de la documentación de la instalación y el soporte postventa.

Confíe en profesionales, evalúe su proyecto de videovigilancia con nuestra empresa.

Videovigilancia en hoteles

Un CCTV en un hotel es un medio de protección activa que permite realizar a distancia y en tiempo real el control general de áreas e instalaciones. Genera beneficios tangibles puesto que permite al responsable de seguridad conocer el estado de las instalaciones y del servicio así como analizar el flujo de personas en cada una de las zonas del hotel en cualquier momento y desde cualquier lugar con conexión a Internet.

Ante la existencia de cualquier incidencia de seguridad un sistema de videovigilancia en hotel permite recuperar las imágenes del evento para su análisis y tratamiento pudiendo resolver con mayor claridad este tipo de incidencias.

En IPROOM tenemos amplia experiencia en la instalación de sistemas de videovigilancia en hoteles tal como podrá comprobar siguiendo el enlace.